El pasado 15 de febrero tuvo lugar la asamblea anual de Banca Ética Badajoz. En esta asamblea, además de rendir cuentas a los socios y ahorradores, tuvimos la oportunidad de compartir experiencias con perceptoras de ayudas y otras entidades. Por supuesto, también nos sirvió para reencontrarnos con viejas amistades que regresan después de un tiempo fuera.
Más allá del deber de transparencia, la asamblea anual sirve también para planificar entre las personas preocupadas por un uso alternativo del dinero las líneas maestras de las acciones a emprender a lo largo del año. En este sentido, se plantearon distintas vías de actuación como la población migrante, el impulso a las iniciativas o las posibilidades de colaboración con entidades que trabajan en localidades próximas como Elvas o Campo Maior, en Portugal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *